Archivo | Profesor 2.0 RSS for this section

Tutorial: aprende a elaborar tu portafolios en Google


Este tutorial en video te explicará, en menos de 15 minutos, cómo desarrollar tu portafolios en Google.

 Tu portafolios es esencial dentro de tu labor cerativa, se trata del espacio que, desde la escuela y aún en la vida profesional, funciona como un escaparate  para mostrar tu trabajo, tus alcances creativos y tus posibiliaddes profesionales. Merece ser un cuidadoso espacio en el que se pueda apreciar lo mejor de tu actividad cotidiana.

Para que puedas desarrollar este espacio dede la web tanto en tu etapa como estudiante como en tu desempeño profesional, hemos dado con un video tutorial que te mostrará las etapas más importantes para elaborar este espacio digital personal, toma nota de las recomendaciones que Elvira Esther Navas hace en menos de 15 minutos para proyectar este documento ante la vista de todos.

Epecíficamente, este video explica cómo crear tu portafolios en una de las plataformas web más importantes de la actualidad: Google.

Apps para escanear documentos con el smartphone


Office Lens

Como una parte de la suite Office de Microsoft surge Office Lens, una app directa y muy sencilla de utilizar que te permite capturar los documentos a tu alrededor haciéndoles una simple fotografía. Las apps convierten esta foto en un documento de Word y lo guardan en tu cuenta de OneDrive para que puedas editarlo desde el dispositivo que quieras.

Descarga: iOS, Android y Windows (gratis)

TinyScan

Creada por un pequeño estudio de desarrollo, TinyScan es un “pequeño escáner” que destaca precisamente por su sencillez a la hora de cumplir su prometido: una foto y listo para escanear documentos, con unos pocos ajustes y nada más. Los documentos los convierte a pdf y permite compartirlos por correo electrónico o subirlos a algún servicio de almacenamiento en la nube. Tiene versión gratuita y otra de pago con algunas funcionalidades adicionales.

Descarga: iOS y Android (gratis)

Leer Más…

Las redes sociales en el 2017


En el pasado eras lo que tenías. Ahora eres lo que compartes.

Godfried Boogard

Todos estamos muy conscientes de la realidad que refleja la cita con la que comenzamos este artículo. Las Redes Sociales, sin duda, han cambiado la forma en la que nos comunicamos, y constantemente están transformándose para brindarnos una experiencia mucho más humana mediante nuestros dispositivos y plataformas.

Mantenerse en el ritmo es una de las tareas más complicadas para todas las marcas, pero vale la pena echar un vistazo a las nuevas tendencias para este 2017 que definitivamente debemos tener en cuenta en nuestra estrategia de marketing digital.

  1. Video en Live Streaming

Youtube causó una gran sensación en 2004, cuando nos permitió compartir nuestros videos por primera vez con miles de personas. Actualmente, 12 años después, esta tecnología ha avanzando mucho, incluso ahora es posible transmitir videos en vivo, desde nuestros dispositivos móviles.

Bien sea usando Periscope o Facebook “Live”, esta tendencia está cambiando la manera en la que mostramos nuestras historias (tanto de las marcas como de los usuarios), eventos en vivo y Webinars. Se trata de otra forma de relacionarnos con el público y también es una nueva forma de generar confianza y credibilidad, empleando la autenticidad de contenidos que no están sujetos a filtros corporativos.

tendencias-redes-sociales-2017-2

  1. Los Chatbots transforman nuestras conversaciones

Actualmente, los robots que dan respuestas automáticas o chatbots, están ganando popularidad, al ser capaces de simular conversaciones inteligentes como si fueran una persona.

Los Chatbots brindan flexibilidad para dar respuestas y obtener datos, lo cual se está popularizando por su eficacia y mejorar la atención al cliente e interacción con los consumidores.

Aunque se trate de una conversación simulada, los usuarios tienen una experiencia inteligente, de modo que se obtienen los datos requeridos sin sacrificar el trato “personalizado” y amigable para cada uno.

Chotu, una de las tecnologías líderes en chatbots, es un robot AI de Facebook Messenger que colabora en el proceso de recopilar información importante del usuario a través de mensajes.

Desde abril de 2010 Facebook ha ofrecido esta herramienta, y desde entonces su popularidad ha crecido muchísimo en todo el mundo, respondiendo mensajes y apoyando en crear mensajes con los usuarios y clientes potenciales, sin tener a personal que responda los mensajes todo el día y toda la noche.

tendencias-redes-sociales-2017-3

  1. Contenido instantáneo

Por más grande que sean las marcas, un gran presupuesto no implica una excelente estrategia. Saber cómo aprovechar las tendencias que están en boga sí hace la diferencia. Las funciones y aplicaciones para compartir contenido expirable están marcando tendencia y seguramente lo harán en 2017. Tal es el caso de Snapchat, que trajo ese sentido de “urgencia”, como también el “Instagram Stories” de Instagram.

  1. Unión de las Redes Sociales

Los peces grandes se comen a los pequeños, ¿No? Además, más vale comprar proyectos completos que desarrollarlos, o esa es la filosofía que hemos visto repetirse durante los últimos tiempos: Facebook compró WhatsApp, Instagram y Oculus Rift. Twitter compró Periscope. Microsoft lo mismo con LinkedIn. Probablemente esta tendencia continúe en 2017.

tendencias-redes-sociales-2017-4

Leer Más…

Tres herramientas para crear mapas mentales con soporte de Google Drive


Una de las cosas buenas de Google Drive, es la opción de poder crear contenido con servicios de terceros y guardar ese contenido en nuestra cuenta de Drive.

Pues bien hoy les quiero dejar tres herramientas para crear mapas mentales, que nos permiten guardarlos en nuestra cuenta de Google Drive.

1.- MindMup: es una herramienta de mapeo de la mente libre que se puede utilizar en línea con Google Drive, y en tu desktop.

2.- Lucidchart es una herramienta fácil de usar para crear diagramas de flujo, mapas mentales y organizadores gráficos.

3.- Mindmeister: es una herramienta de mapas mentales colorido que ofrece una aplicación de Google Drive y es un nuevo complemento de Google Documents.

Recomendaciones para un docente 2.0


Es necesario que el profesor sea una guía para los estudiantes en el proceso de explorar aplicaciones y/o espacios que ofrece el Internet, por eso en esta oportunidad proponemos cinco recomendaciones o claves para que los docentes integren las tecnologías de una manera efectiva y dinámica a su labor educativa.

  • Participación en línea.- Las comunidades virtuales brindan la posibilidad de crear grupos o comunidades temáticas. Esta estrategia puede ser útil a los docentes para incentivar la interacción de los alumnos. Por ejemplo se puede crear un grupo en Facebook en donde se realicen discusiones e intercambien ideas sobre temas específicos y/o objetivos del curso.
  • Recursos y consulta dirigida.- El docente puede ofrecer a sus estudiantes los recursos a consultar, es decir, guiar la búsqueda e investigación de los temas de clase. Internet permite encontrar un sinfín de información, es aquí donde el maestro presenta los lineamientos de consulta y en donde puede recomendar a parte de documentos, imágenes, vídeos y demás contenidos relevantes para el estudiante.
  • Motivación del docente.- Muchas de las falencias de los estudiantes en el momento de participar en clase, se debe a la falta de estrategias de motivación presentadas por el docente. En este sentido las TIC son un buen aliado ya que, ofrecen herramientas que logran motivar a los estudiantes a realizar de manera atractiva las tareas.
  • Creación de ambientes colaborativos.- La figura de que el docente es el único generador de conocimiento, lentamente se ha cambiado, sin perder de vista la misión orientadora del maestro. Actualmente y gracias a la consolidación de los ambientes virtuales y procesos de aprendizajes colaborativos. Estos espacios brindan la oportunidad de que los estudiantes profundicen e interactúen sobre temas educativos, aquí los maestros son los dinamizadores del proceso.
  • Creatividad e Innovación.- Las TIC no solo ofrecen información y entretenimiento, si no que brinda herramientas que ayudan a los estudiantes a crear, innovar y dejar volar su imaginación, además que los docentes pueden generar un empoderamiento de sus estudiantes a través del desarrollo de proyectos e iniciativas educativas.

Las herramientas tecnológicas permiten que los estudiantes obtengan diferentes estilos de aprendizaje por medio de audios, vídeos, documentos, entre otras aplicaciones con valor educativo y que los docentes puedan utilizar dentro del salón de clases.

Sugata Mitra: “Los exámenes ya no sirven, son una amenaza”


Con una idea tan simple como poner a un grupo de estudiantes a trabajar con un solo ordenador y sin un profesor como supervisor, Sugata Mitra (1952, Calcuta) ganó en 2013 el TED Prize. Consiguió así la atención mediática de todo el mundo y un millón de dólares para poner en marcha su proyecto SOLE (siglas en inglés de Self Organised Learning Environments), en español, entornos de aprendizaje autoorganizados, que hoy emplean colegios de 50 países. La charla Construyendo una escuela en la nube, que suma más de 2,6 millones de visitas, fue considerada por TED -organización nacida en 1984 en Estados Unidos para promover la tecnología, educación y diseño- como la más inspiradora del año y con mayor potencial de cambio.

TED TALKS

En su conferencia de 20 minutos, este ingeniero, que trabaja como profesor en la Universidad de Newcastle, critica el actual sistema educativo. Cree que se basa en un modelo que se diseñó hace 300 años, en la era de los imperios, cuando los gobiernos formaban ciudadanos idénticos para que funcionasen en cualquier punta del planeta.

Para él, la revolución educativa pasa por acabar con los programas académicos para situar Internet en el centro del aprendizaje. También aboga por el fin de los exámenes como instrumento de evaluación. Simplemente porque “la época de las trincheras ha terminado y los estudiantes ya no necesitan aprender con la amenaza y el miedo como una constante”.

 Pregunta. Usted afirma que los exámenes ya no son útiles porque no permiten a los estudiantes pensar con claridad. ¿Ha realizado alguna investigación al respecto?

Respuesta. Tengo la evidencia científica que ha aportado la neurociencia. En el centro de nuestro cerebro se encuentra lo que llamamos el cerebro reptiliano y su función es decidir en cada momento si luchar o volar -escapar ante una situación-. Aunque no somos conscientes, está continuamente evaluando y cuando siente una amenaza apaga otras partes del cerebro como la corteza prefrontal, que juega un papel primordial en la coordinación de pensamientos. Los exámenes son percibidos como una amenaza y, por tanto, la creatividad se bloquea. Si le preguntas a un estudiante qué le pide el cuerpo durante un examen, su respuesta será salir corriendo. El estrés le lleva a pensar que no es el momento para las grandes ideas.

En la era de los imperios se necesitaban personas entrenadas en sobrevivir bajo amenaza, principalmente por las guerras, argumenta Mitra en una entrevista concedida a EL PAÍS con motivo de su visita a España por la puesta en marcha de su método SOLE en tres colegios madrileños, uno público y dos concertados. “Hoy el mundo funciona de otra manera y tenemos que sustituir el miedo por el placer de aprender”, continúa el ideador de un modelo educativo que cuenta con el respaldo económico de gigantes como Microsoft.

El estrés de los exámenes lleva a los estudiantes a pensar que ese no es el momento para las grandes ideas

P- En la década de los 90, trabajaba para una empresa india de informática. ¿Cuándo comenzó a interesarle la educación?

R- No fue algo premeditado. Me encargaba de diseñar programas formativos, pero al final acabé haciendo lo contrario: demostrar que la tecnología se puede aprender de forma autodidacta. En los noventa éramos pocos los que teníamos ordenador en casa y un día comenté con un grupo de amigos la facilidad con la que nuestros hijos los manejaban sin apenas directrices. A modo de experimento, se me ocurrió incrustar un ordenador en un muro de un barrio pobre de Nueva Delhi para analizar la reacción de los niños. Ocho horas más tarde, estaban navegando por la Red y enseñando a otros a hacerlo. Esos niños nunca habían ido a la escuela y no sabían inglés. Repliqué la misma prueba en zonas remotas de la India y gracias al apoyo económico del Banco Mundial llevé a cabo la primera ivestigación en 2002. El gran descubrimiento: un grupo de niños sin ningún supervisor y con acceso a Internet pueden aprender en nueve meses a manejar un ordenador como cualquier secretario de occidente.

P- ¿Cómo aplicó ese descubrimiento a las aulas?

Leer Más…

Las 6 etapas de la transformación digital (infografía)


Para poder hacer frente a los cambios de la Era Digital y sacar el mayor beneficio de ellos, se necesitan profesionales capaces de llevar adelante los procesos de transformación y cambio en la sociedad

 

El Big data en nuestras vidas


¿Podrías vivir sin Google o Facebook?.  Sus servicios se han convertido en algo tan esencial en nuestra vida que, si de golpe y porrazo desaparecieran, no sabríamos qué hacer. Parece adicción, lo sé, pero no vamos a centrarnos en los perjuicios que generan, que no son pocos; y menos aún en sus beneficios, que tampoco son tantos. De lo que vamos a hablar es de la manera en la que funcionan como negocio.

Aparentemente, buscar en Google, meterte en Facebook, navegar con tu iPhone o buscar gangas por Amazon son actividades gratuitas. Ya gastaste suficiente dinero en comprarte un ordenador, un móvil de último modelo o una tableta de 400€ como para que te cobren por usarla y disfrutar de Internet. Las compañías especializadas lo saben y te ofrecen una experiencia a coste cero, con la que tú te quedas satisfecho y con la que ellos reciben su beneficio. Pero, ¿de qué clase de beneficio se trata si no es económico?

Tal y como aparece en un titular de The Economist, “el recurso más valioso del mundo ya no es el petróleo sino el data”. El big data, concretamente. Esas fuentes de datos que se desprenden de nuestros propios intereses y nuestras propias búsquedas en Internet, que son capaces de otorgarle a cualquier compañía los datos suficientes sobre nosotros mismos. Como dice el mismo artículo, “los teléfonos inteligentes e Internet han creado una gran cantidad de datos, omnipresentes y mucho más valiosos. Ir a correr, ver la televisión o estar simplemente sentado frente a la pantalla del ordenador crean más y más materia prima digital para la destilería de datos.” Compartirlo todo en redes sociales, por ejemplo, ayudará a Facebook o Twitter a saber cuáles son tus gustos y tus preferencias, y, en el momento dado, podrá venderle esa información a cualquier empresa interesada, la cual te bombardeará con publicidad específica y te hará caer en su juego.

Jaron Lanier, uno de los pensadores más influyentes de la actualidad, escribió un libro al respecto titulado ¿Quién controla el futuro? (Debate, 2014), y en él reflexionaba acerca de lo siguiente: “Se olvida con mucha facilidad que ‘gratis’ significa inevitablemente que otra persona decidirá cómo vivimos.” En este sentido, la competencia es brutal y todas las empresas digitales quieren conocer a fondo a sus clientes, ya sean reales o potenciales. En la obra de Lanier, por ejemplo, se habla de cómo el big data favoreció a determinadas empresas aseguradoras de Estados Unidos. El caso es algo mezquino, pues la rentabilidad de estos negocios reside en los clientes más saludables y menos propensos a necesitar asistencia médica; pero su vocación de servicio es justo la contraria, pues quienes más lo necesitan son las personas enfermas y, en muchos casos, con menos recursos. Pues bien, a través de la información que dejaban los sujetos en Internet, las aseguradoras médicas decidieron que, para aumentar sus beneficios, solo se dedicarían a asegurar a quienes los algoritmos indicasen. Es decir, ayudarían a aquellos que menos necesitaban contratar un seguro y dejarían a una gran cantidad de estadounidenses en la estacada, sin opción a una cobertura sanitaria digna.

Como todo, también puede tener beneficios, pues en la propia industria médica y en la salud pública es conveniente tener la máxima información acerca de los pacientes. Lo que hace la era de Internet es acercarnos a lo peor y a lo mejor del ser humano, y esta dicotomía solo parece resolverse según la ética de cada profesional. Al fin y al cabo, todo sigue dependiendo de nosotros mismos y no tanto de la tecnología. No dejemos, por lo tanto, que ella nos controle. Y mucho menos que nadie nos controle a través de ella.

Las nuevas alfabetizaciones digitales


La alfabetización en los tiempos actuales no puede entenderse únicamente como la capacidad para leer y escribir. Estos nuevos contextos digitales implican la necesidad de una alfabetización digital que supere la tradicional , basada en la lecto-escritura, y que sirva de preparación para la vida en esta sociedad digital (Gutiérrez y Tyner, 2012), en la que los procesos sociales y culturales están siendo alterados. Así lo considera también el investigador Echeverría, cuando habla de “una revolución tecnocientífica que modifica las prácticas humanas, incluida la vida cotidiana” (Echeverría, 2008: 173).

Sin duda, la alfabetización digital es hoy una necesidad real para dotar a las personas de las competencias exigidas en estos nuevos entornos. Competencias que posibilitan tanto el acceso técnico y crítico a la información, como la creación de la misma y, en consecuencia, la participación y capacidad de relación necesarias en contextos sociales.

Hablamos de multialfabetizaciones, alfabetización digital, alfabetización mediática, transformadora “en definitiva, estar alfabetizado digitalmente es poseer la capacitación imprescindible para sobrevivir en la sociedad de la información y poder actuar críticamente sobre ella”. (Casado)

En esta sociedad marcada por las tecnologías, las personas en situación de exclusión social necesitan capacitarse, desarrollarse y empoderarse en el contexto mediático y digital sin el que ya no es posible vivir en sociedad, con todo lo que ello implica: encontrar un empleo, conversar, estudiar, participar.

Pero esta emancipación solo es posible si el individuo se siente parte del grupo y en un estado de bienestar en el que es consciente de su propia capacidad para mejorar su vida y la de su contexto, adquiriendo habilidades psicosociales, las denominas por la OMS, “HpV”  y procurando acciones que desemboquen en un cambio social. El objetivo está claro, aunque es tildado a menudo de utópico: la dotación de herramientas reales que restablezcan la igualdad social y pongan en un mismo pedestal a todo ser humano.

 Diálogo, factor relacional, HpV y exclusión social

El diálogo es fundamental para la existencia de las relaciones sociales, la participación, el consenso y, en último término, el aprendizaje. Y las TIC están siendo testigos de la inclusión de este tercer componente en la ecuación: la Relación. De ahí que los investigadores Gabelas Barroso, Marta-Lazo y Aranda (2012) acuñaran el concepto TRIC (Tecnologías de la Relación, la Información y la Comunicación) y hayan estudiado en profundidad el denominado por ellos mismos Factor R-elacional existente en la comunicación digital.

Marta y Gabelas (2016: 84) reflexionan en su último libro “Comunicación digital. Un modelo basado en el Factor R-elacional”, sobre la doble dimensión del Factor R-elacional.

“El Factor R-elacional despliega una doble dimensión. La propiamente relacional, que contiene el potencial de las habilidades psicosociales, y la dimensión sináptica, que recoge el modelo cerebral como modus operandi de los procesos de aprendizaje”.

Este aprendizaje basado en conexiones precisa del diálogo y de la intervención de los diferentes actores sociales que nutren las redes. Las personas que se encuentran en contextos de exclusión social necesitan hacer un uso mayor y más frecuente de estas destrezas comunicativas y relacionales, así como de las habilidades psicosociales, para integrarse y acercarse al grupo social mayoritario.

Cuando hablamos de las 10 habilidades para la vida clasificadas por la OMS, hacemos referencia a un conjunto de destrezas que posibilitan el conocimiento de la propia persona y de aquello que le rodea, poniendo especial atención en las relaciones sociales y la reconciliación, y potenciando la capacidad para desenvolverse en condiciones adversas.

Como vemos, el Factor R-elacional es clave en el desarrollo de las HpV y parte esencial en la promoción de la salud del individuo, que precisa del contacto social para su propia supervivencia (Gabelas, 2010), todavía en mayor medida si se encuentra en un entorno social de exclusión. Atendiendo a esta afirmación, ¿quién se sentiría en sintonía consigo mismo y con la sociedad que le rodea? ¿El que se siente incluido o el que se cree excluido?

 

Los resultados obtenidos en la pequeña investigación desarrollada con el grupo de jóvenes participantes en los Programas de Cualificación Profesional Inicial de la Fundación Federico Ozanam confirman la hipótesis. Mientras que Pedro, usuario responsable de las TIC, asegura sentirse integrado en la sociedad que le rodea; Carlos se encuentra distanciado de lo que él mismo considera el grupo social mayoritario.

No obstante, que el resultado de esta investigación no implica que la inclusión digital sea una posible solución al fenómeno de la exclusión social. En la exclusión social, influyen numerosos y complejos factores, aunque sí se entiende como una posible herramienta de acercamiento:

La inclusión digital no presupone inclusión social.

Se considera que el fenómeno de la exclusión social es un problema más complejo que la exclusión digital, que incluye conocer qué uso se hace de las herramientas TIC en aspectos clave del ejercicio de la ciudadanía, como autonomía, trabajo colaborativo, generación de conocimiento, integración social.

Es necesario indicar cómo se desarrolla el proceso de apropiación de las TIC y sus potencialidades, y si ese proceso resulta significativo en la vida cotidiana de las personas, en especial aquellas que están en situación y riesgo de exclusión (Travieso y Planella, 2008).

Ya sea en persona, en carta o a través de un dispositivo móvil, la comunicación es intrínseca a todo ser humano, por lo que su existencia no puede entenderse sin ella, sin el diálogo “freiriano” y democrático en el que participa todo miembro de una sociedad y sin el cual no es posible la socialización.

A través de la comunicación crecemos y aprendemos, nos hacemos personas y nos convertimos en ciudadanos, miembros de una sociedad. Y debido a la comunicación nuestras sociedades cambian y evolucionan. Paulo Freire en su Pedagogía del oprimido,  señala que “la existencia, en tanto humana, no puede ser muda, silenciosa, ni tampoco nutrirse de falsas palabras sino de palabras verdaderas con las cuales los hombres transforman el mundo” (Freire, 1970: 104).

Es imprescindible dotar a todos los miembros de una sociedad, especialmente a aquellos a los que nunca se les ha dejado utilizar su voz, de las herramientas que les permitan participar en este diálogo, superando las desigualdades y fomentando la inclusión y participación, porque solo así conseguiremos una sociedad más justa y humana.

Referencias:

Casado, R. (sin fecha) Alfabetización digital: ¿Qué es y cómo debemos entenderla? En R. Casado (Dir.), Claves de la alfabetización digital. Fundación Telefónica y Foro de Investigación y Acción Participativa para el desarrollo de la Sociedad del Conocimiento (FIAP)

Echeverría, J. (2008) Apropiación social de las tecnologías de la información y la comunicación. Revista CTS, 10, vol.4, pp. 171-182.

Freire, P. (1970) Pedagogía del oprimido. Buenos Aires: Siglo XXI.

Gabelas Barroso, J.A. (2010) La creación de un cortometraje: un proceso de mediación en la promoción de la salud del adolescente. Dirigida por Carmen Marta Lazo, Agustín García Matilla y Luis Miguel Martínez Fernández. Tesis doctoral. Universidad Complutense de Madrid, Facultad de Ciencias de la Información.

Gabelas-Barroso, J. A.; Marta-Lazo, C. y Aranda, D. (2012). Por qué las TRIC y nos las TIC. En COMeIN. Revista de los Estudios de Ciencias de la Información y de la Comunicación, No. 9.

Gutiérrez, A. y Tyner, K. (2012) Educación para los medios, alfabetización mediática y competencia digital. Revista Comunicar. Próximos artículos.

Marta, C. y Gabelas, J.A. (2016) Comunicación digital. Un modelo basado en el Factor R-elacional. Barcelona: Editorial UOC.

 Travieso, J.L. y Planella, J. (2008) La alfabetización digital como factor de inclusión social: una mirada crítica. UOC Papers. Revista sobre la Sociedad del Conocimiento, 6, pp.1-9.