Principales tipos de archivos que existen. ¿Cómo identificarlos?


Conocer cuáles son los principales tipos de archivos que existen te puede ser muy útil en infinidad de situaciones. Recordemos que, en un momento en el que todo lo hacemos con medios y herramientas tecnológicas de todo tipo, manejar con conocimiento la información resulta esencial.

Para ayudarte con ello en este post desarrollaremos el contenido en 3 partes, primeramente: ¿Qué es un archivo digital y en qué se diferencia de uno tradicional? segundo: cuáles son los tipos que existen y, tercero: cómo puedes identificarlos y, ya de paso, tener información extra sobre sus características.

Por supuesto, antes de continuar, te invitamos a guardar el artículo entre tus favoritos, de manera que puedas consultarlo en las ocasiones en las que des con extensiones de archivo que no conozcas.

Parte I

¿Qué es un archivo digital y en qué se diferencia de uno tradicional?

Un archivo tradicional es cualquier documento físico que podamos tener. Una carta, una imagen, un VHS, etc. Pero, ojo, como podrás imaginar, no nos referimos únicamente a estos. En la actualidad, también se consideran archivos tradicionales todos aquellos cuya información se ha registrado en un soporte con capacidad de darle almacenamiento y recuperación.

El archivo digital sería un conjunto de bits que conforman una unidad de información con sentido y que queda registrada en una unidad de disco, de manera electrónica y cuya representación puede variar en función del soporte utilizado para ello.

Para verlo más claro, veamos sus diferencias una a una:

  • Lectura y modificación.
    • El tradicional supone una lectura pasiva, sin posibilidad de añadir nuevo contenido a lo establecido.
    • El digital permite modificaciones y agregados.
  • Medios.
    • El tradicional es monomediático, es decir, se crea para reproducirse de una única manera o en un único medio.
    • Lo digital se puede reproducir de múltiples maneras, es decir, tienen carácter multimediático; ello dependerá del formato en que se haya guardado la información, que nos permitirá reproducirlo con unos y otros softwares.
  • Interacción y linealidad.
    • Un archivo tradicional tendrá una lectura lineal que supone que no exista interacción entre sus partes.
    • Cualquier documento electrónico es susceptible de relacionarse entre sus partes.
  • Accesibilidad.
    • Tampoco se tiene acceso a las fuentes utilizadas por los creadores ni a otros elementos más allá del propio archivo en sí, ya montado cuando hablamos del tradicional.
    • Lo digital va más allá, la limitación desaparece y son los propios desarrolladores y creadores de ficheros quienes nos permiten tener un acceso más o menos profundo a información «extra» que nos quieran dar o a la que nos refieran.

About valdesguada

Profesor Universitario. Universidad de Cienfuegos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: