Archive | mayo 16, 2017

¿Cómo podemos enriquecer nuestras clases con los recursos visuales digitales?


INED 21 acaba de publicar este artículo que me parece interesante para debatir en el marco de nuestras actividades académicas e investigativa. Aprovechemos esta oportunidad para la reflexión.

Los profesores tienen cada vez más herramientas digitales a su disposición para complementar sus explicaciones en clase e implicar a los alumnos en las lecciones que imparten. Uno de los recursos más utilizados en el aula durante los últimos años han sido las presentaciones online con imágenes y vídeos, con el objetivo de aportar ejemplos visuales de los conceptos y temas tratados.

Sin embargo, muchos docentes no conocen todo el potencial que atesoran los recursos visuales, por lo que desde la plataforma de aprendizaje en línea GoConqr explican las posibilidades que nos ofrecen.

VÍDEOS RELEVANTES

En internet puedes encontrar vídeos de todas las temáticas imaginables, aunque el problema es hallar uno que sea relevante para tus alumnos y de buena calidad. Una vez encuentres el vídeo adecuado para tu asignatura, puedes subirlo a una librería multimedia en línea para incluirlo en la presentación que realizarás en clase.

No obstante, como cualquiera puede publicar contenido a través de la red, debes tener cuidado a la hora de realizar tu búsqueda; filtrando resultados y visionando todos los vídeos que te interesen para asegurarte de que no hay erratas. Es decir, la búsqueda de un vídeo que aporte un valor añadido a tu clase supone una inversión de tiempo importante, ya que realizar un buen proceso de selección es fundamental para que los vídeos que pongas enriquezcan a los estudiantes y no sean simplemente de relleno.

En vez de utilizar los canales habituales de búsqueda como Vimeo y Youtube, hay otros más específicos para el ámbito educativo, como WatchKnowLearn, Khan Academy o RSA Animate, entre otros.

ESQUEMAS ESCLARECEDORES

Hay algunas asignaturas que pueden resultar más densas y pesadas para los alumnos, por los numerosos conceptos que se introducen y su complejidad. En estos casos, lo mejor que puedes hacer es ofrecer esquemas que resuman el temario y que sean visualmente atractivos, de modo que tus alumnos puedan conectar los diferentes conceptos con mayor facilidad y tengan una perspectiva global de la materia más acertada.

Muchos profesores siguen utilizando la pizarra para realizar estos esquemas, pero se están perdiendo la oportunidad de generar contenidos que resulten sumamente atractivos para el estudiante. No obstante, estos esquemas deben ser lo más sencillos y claros de entender posible, por lo que no es conveniente introducir un número excesivo de conceptos. Si tratas de incluir demasiadas cosas, puede tener un efecto contraproducente y provocar aún mayor confusión entre el alumnado.

INCENTIVAR LA PARTICIPACIÓN

Al introducir una variedad de elementos audiovisuales –vídeos, imágenes, audios, etc.– en el aula, estarás realizando una clase más dinámica y entretenida de lo habitual, cosa que tus alumnos agradecerán. Además, puedes introducir cuestionarios o juegos digitales para promover la competitividad entre los alumnos y, consecuentemente, tratar de aumentar su implicación con la asignatura que impartes. Al promover nuevos retos e innovar con tu forma de enseñanza estarás motivando a los estudiantes a tener una participación más activa y a involucrarse más en su propio proceso de aprendizaje.

Siguiendo estos consejos estarás enriqueciendo tus clases, aunque debes tratar de mantener un equilibrio entre la enseñanza tradicional, las tareas manuales y la inclusión de recursos visuales. Encontrar un balance es fundamental para transmitir los conocimientos a los alumnos de la forma más efectiva posible.

Si ocupas la totalidad de la clase con vídeos y juegos, corres el riesgo de saturar a los alumnos y provocar que se distraigan. Por lo tanto, es conveniente evitar las clases repetitivas y lineales, e ir intercalando la introducción de elementos multimedia con la impartición del temario de forma oral.