Las herramientas antiplagio: necesidad y eficacia


Por José F. Villanueva.

El plagio no es un problema nuevo, pero sí creciente, en el ámbito académico actual. Las siguientes tablas, procedentes de un estudio llevado a cabo por la empresa Turnitin, muestran que se trata de un fenómeno global (Turnitin, 2016).

La mayoría de las instituciones se plantean la necesidad de aplicar medidas para evitarlo o reducirlo: formación de alumnos e investigadores en el uso ético de la información, uso de herramientas antiplagio, sanciones, etc. (Domínguez-Aroca, 2012). Aunque estas medidas de control, no siempre han sido bien acogidas por la comunidad académica (Wexler Ellen, 2015).

villanueva

También las editoriales académicas sufren esta situación y se ven obligadas a tomar medidas al respecto. Ya no es suficiente exigir en la información para autores, como requisito ineludible, la originalidad de los manuscritos. Tampoco la labor de los revisores es capaz de detectar todos los casos de plagio en los manuscritos que llegan a sus manos. Por ello, la incorporación de herramientas antiplagio en el proceso de evaluación de los manuscritos, es cada vez más frecuente y se está convirtiendo en un elemento de calidad del proceso editorial. En este sentido, Latindex está estudiando la incorporación, entre sus nuevos criterios de calidad, la obligatoriedad por parte de la revista de manifestar qué políticas aplica para la detección de plagio. (Abejón Peña, Alonso, & Polanco, 2015).

Ante este uso creciente de herramientas antiplagio no es de extrañar que haya proliferado la oferta de productos tanto comerciales como de uso gratuito (Cemborain & Valarino, 2011).

Para seleccionar una herramienta antiplagio, es conveniente tener en cuenta, además de las condiciones económicas y las características de la empresa que la produce, los dos aspectos fundamentales que la componen: el software y los contenidos.

Respecto al software, hay que valorar funcionalidades como la posibilidad de excluir de la revisión la bibliografía o las citas textuales (que necesariamente estarán presentes en otros documentos). Las diferencias funcionales entre los diversos productos se traducirán en ahorro de tiempo, mayor comodidad en el uso y una mejor accesibilidad por parte de los responsables del control antiplagio.

En cuanto al contenido, las diferencias pueden ser más esenciales, ya que normalmente redundan en la eficacia de las búsquedas. La mayor parte de las herramientas cuentan entre sus contenidos con las publicaciones que están en acceso abierto en la web, pero para incorporar los recursos bajo suscripción o compra es necesario que las empresas lleguen a acuerdos con las editoriales correspondientes. Lamentablemente, ni siquiera los productos que disponen de un contenido más amplio (por ejemplo CrossCheck cuya base de datos abarca, entre otros, gran parte de los contenidos de CrossRef) incluyen un volumen aceptable de publicaciones en español. De este modo, la revisión de los artículos en castellano no queda suficientemente cubierta.

La utilización de herramientas antiplagio tiene un doble efecto: a la detección de textos plagiados, se une el efecto disuasorio para los autores, que no se arriesgan a verse descubiertos.Sin embargo, estas herramientas tienen todavía una serie de limitaciones que reducen notablemente su eficacia. Por ejemplo, la no detección del plagio de textos traducidos o de  imágenes. A ellas habría que sumar las citadas carencias de contenidos en español.

En consecuencia, las herramientas antiplagio actualmente disponibles, tienen un amplio margen de mejora tanto en los contenidos como en las funcionalidades.

Referencias

Abejón Peña, T., Alonso, J. O., & Polanco, J. (2015). La calidad editorial de las revistas en el Catálogo Latindex. In 5a Conferencia internacional sobre revistas de ciencias sociales y humanidades Universidad de Murcia, 7-8 de mayo de 2015. Retrieved March 29, 2016, from http://thinkepi.net/notas/crecs-2015/J15_45PresentacionLatindexCRECS2015.pdf

Cemborain, S., & Valarino, E. (2011). Programas Para Detectar Plagio. Retrieved March 29, 2016, from http://pendientedemigracion.ucm.es/BUCM/opt/doc20071.pdf

Domínguez-Aroca, M.-I. (2012). Lucha contra el plagio desde las bibliotecas universitarias. El Profesional de La Información, 21(5), 498–503. http://doi.org/10.3145/epi.2012.sep.08

Turnitin. (2016). Integridad Académica en un mundo digital : Índice global de plagio en la educación secundaria y superior Introducción. Retrieved March 29, 2016, from http://www.uco.es/servicios/biblioteca/antiplagio/libro-blanco-2.pdf

Wexler Ellen. (2015). Your Dissertation Is Almost Done. What’s Next? Turnitin: Plagiarism-detection software is catching on in graduate programs. Retrieved March 29, 2016, from http://chronicle.com/article/Your-Dissertation-Is-Almost/234148

Tomado de Aula Magna 2.0 Revistas Científicas de Educación en Red.

Anuncios

About valdesguada

Profesor Universitario. Universidad de Cienfuegos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: